El objetivo es el diseño y fabricación de placas bipolares ligeras mediante impresión 3D utilizando filamento de contenido metálico. Se diseñan las placas mediante herramientas CAD y se imprimen con una impresora 3D. Posteriormente se someten a un proceso de sinterizado para eliminar el aglutinante orgánico y fusionar las partículas metálicas a fin de conseguir la conductividad eléctrica y la superficie específica adecuadas.

Las placas bipolares son los elementos mecánicos de las pilas de combustible (hidrógeno) que permiten la distribución de los gases y facilitan la conducción eléctrica. Constituyen el 80% del peso en un stack (pila de múltiples celdas) y proporcionan la necesaria estabilidad mecánica, a las diferentes celdas que la componen, separándolas físicamente y actuando como conectores eléctricos. La geometría de los canales, asegura la adecuada distribución de los gases reactantes sobre la capa catalítica y facilitan la expulsión del agua generada durante la reacción electroquímica. Por ello, es fundamental un diseño óptimo de la geometría de  canales, así como una adecuada selección de los materiales de las placas. La fabricación de estas placas mediante impresión 3D con un material de contenido metálico, constituye una solución prometedora, ya que permite realizar diseños complejos de la geometría de canales de las placas, de forma rápida, con las características físicas del metal seleccionado. El tiempo del proceso de sinterizado se encuentra en el intervalo  de 12-18h y el de temperatura entre 50-1.000ºC

Imagen I Placas bipolares obtenidas por impresión 3D con filamento de contenido metálico: Placa1 post-sinterizado y Placa2 post-pulido